Página Principal

Nosotros

Productos

Catálogo

Manual

Contacto

Links Interesantes


Condiciones
Diagrama
Temperatura
Tension
Utilizacion...
Ruido
Manejo

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

Tope de Página

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

Tope de Página

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

Tope de Página

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

Tope de Página

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

Tope de Página

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

Tope de Página

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

Tope de Página

 

    Condiciones de instalación

    Como todos los aparatos eléctricos, los balastos tienen en relación con su instalación y funcionamiento una serie de condiciones que deben cumplirse, pero las más importantes son las siguientes:

    Diagrama de conexión

    Una conexión incorrecta del balasto ocasiona daños al equipo y puede ocasionar daños a las personas.

    Cada balasto TRANSMAGNECA posee una etiqueta donde se indica el diagrama de conexión del balasto y de los demás componentes del sistema. Este diagrama de conexión debe seguirse rigurosamente a fin de garantizar una operación segura.

    NOTA IMPORTANTE: La conexión e instalación del balasto debe ser realizada por personas autorizadas siguiendo los diagramas suministrados.

    NOTA IMPORTANTE: Los dos terminales de la lámpara no son intercambiables. Si se intercambian las conexiones de la lámpara pueden surgir problemas con el arranque. Intercambiar las dos conexiones de entrada también puede ocasionar problemas en el arranque.

    Temperatura de operación

    El calor excesivo es el peor enemigo del balasto.

    Los balastos son dispositivos electromagnéticos que generan calor durante su funcionamiento normal. Este calor produce un aumento de la temperatura de operación conocido como Delta T que se estabiliza luego de tres ó cuatro horas de operación. Dado esto, la luminaria o el gabinete en donde se instale el dispositivo, debe ser capaz de disipar adecuadamente el calor que proviene del interior del balasto. Se recomienda fijar el balasto directamente a la carcasa metálica de la luminaria o al cajetín, dejando suficiente espacio para la circulación de aire, de manera que pueda disiparse suficientemente el calor.

    Otro valor que interviene es la temperatura ambiente. Por consiguiente la temperatura de operación del balasto es la suma de dos valores:

    Temperatura de operación = Delta T + Temperatura ambiente

    Los balastos TRANSMAGNECA están diseñados para una temperatura de operación de 105C. El alambre utilizado es de clase 180C. El papel o cartón, el teipe y el barniz todos soportan al menos 155C. Se debe tener en cuenta que la temperatura ambiente no debe ser mayor de 50C. Se debe tener cuidado además, de no colocar el balasto de tal manera que el calor de la lámpara (bombillo) se transmita por radiación o convección hacia la carcasa o el cajetín (en general no se debe colocar encima del bombillo ), para evitar un incremento excesivo de la temperatura.

    En algunos ambientes donde frecuentemente son colocadas las luminarias, tales como:

    · Las proximidades de los techos metálicos · Lugares abiertos de mucha insolación (proximidades del mar o zonas desérticas) · Ambientes industriales (fundiciones, alfarerías, etc.)

    la temperatura ambiente puede llegar, o inclusive sobrepasar los 50C , en estos casos los balastos están sometidos a una temperatura de operación mayor de 105C, lo cual va a disminuir su vida útil. Por cada 10° C de aumento de temperatura la vida útil del balasto se verá reducida a la mitad (ver gráfica 1).

    NOTA IMPORTANTE: Se recomienda revisar cuidadosamente el diseño de la luminaria, la fijación del balasto así como también la temperatura ambiente en la que va a operar el sistema, ya que estos son los factores determinantes en la vida útil del conjunto.

    Tensión de línea

    La tensión de línea puede afectar la vida útil del balasto, de la lámpara y la salida lumínica del sistema.

    El balasto fabricado por TRANSMAGNECA está especificado para soportar variaciones en la tensión de línea de ± 5%. Aplicando una tensión mayor que la nominal, la temperatura del balasto aumenta, por lo tanto su vida útil se acorta. Es de hacer notar que por cada voltio de aumento de la tensión, la temperatura de operación puede aumentar 1° C. De igual forma, una tensión menor en un 5% a la nominal ocasionará en la potencia de la lámpara, y por lo tanto en la salida lumínica, un déficit del 10 al 20%. Inclusive puede llegar a dañar los dispositivos de encendido (Ignitores o arrancadores). A continuación se muestra una tabla con las máximas tensiones permitidas para la utilización de los balastos.

    Tabla de tensiones máximas y mínimas permitidas

    Tensión de línea nominal (V) + 5% Máxima (V) -5% Mínima (V)
    120 126 114
    208 218 197
    220 231 209
    240 252 228
    277 291 263
    380 399 361
    440 462 418
    460 483 437
    480 504 456

    NOTA IMPORTANTE: Se recomienda antes de conectar la luminaria a la tensión de red, medir con un instrumento adecuado (voltímetro) y constatar que la misma no esté mas del 5% por encima o por debajo de la nominal. Es recomendable repetir esta medición a diferentes horas del día y de la noche.

    Utilización de la lámpara adecuada

    La utilización de una lámpara que no esté especificada o agotada puede dañar seriamente tanto el balasto como la lámpara.

    Cada balasto TRANSMAGNECA posee una etiqueta donde se especifica además del diagrama de conexión, las características de la lámpara a utilizar. Está descrita en el ángulo superior derecho. Cuando se utilizan balastos diseñados para una lámpara operada con arrancador (lámparas de Sodio y algunas de Metal halide) hay que tener cuidado de no conectar una lámpara que esté agotada o al final de su vida útil. Bajo esta condición, la corriente que circula por el balasto es casi el doble de la que corresponde al funcionamiento normal y el arrancador intenta encender la lámpara continuamente hasta que deja de funcionar. En esta situación el balasto envejece rápidamente y puede llegar a destruirse en corto tiempo.

    NOTA IMPORTANTE: Se debe conectar al balasto la lámpara especificada en la etiqueta, y esta no debe estar agotada o al final de su vida útil.

    Ruido del balasto

    Una fijación inadecuada del balasto, las características resonantes del material donde se fija o una tensión de línea elevada ocasionan ruido excesivo .

    Los balastos son dispositivos electromagnéticos formados por laminaciones de hierro. Estas son delgadas láminas metálicas sobre las que se bobina un alambre de cobre. Como el campo magnético alrededor del bobinado se contrae y se expande durante cada ciclo eléctrico, las laminaciones se atraen y se repelen unas a otras, y debido a ese proceso, vibran, lo que produce el zumbido del dispositivo si no se toman las precauciones necesarias en el diseño del balasto. Los balastos TRANSMAGNECA están eléctricamente diseñados para que el efecto descrito no produzca un ruido excesivo. Además están impregnados en barniz dieléctrico que se introduce entre las laminaciones para anular el efecto de la vibración.

    Pero existen factores externos que pueden ocasionar que el balasto produzca ruido:

      - Mala fijación del balasto a la luminaria

      - Luminaria mal diseñada, con partes sueltas o poco rígidas

      - Tensión de línea elevada

      - Resonancia del techo o el lugar de fijación

    Todos los factores anteriores dependen de la forma en que se instale el sistema de iluminación.

    NOTA IMPORTANTE: El balasto debe ir fijado con todas las bases a la luminaria, se debe constatar que no hay partes sueltas o poco rígidas en la luminaria y no fijar la misma en lugares acústicamente resonantes ( techos de madera, láminas metálicas, etc.)

    Manejo del balasto

    Un manejo inadecuado del balasto, un golpe fuerte o caída, un mal almacenaje y/o transporte pueden descalibrar y deteriorar el equipo.

    Los balastos TRANSMAGNECA están ajustados para operar correctamente, pero pueden descalibrarse si se les golpea o se les maneja inadecuadamente. Los balastos deben manipularse y almacenarse teniendo en cuenta que son equipos delicados y sensibles.

    NOTA IMPORTANTE: Los balastos deben manipularse con cuidado, evitando golpes y caídas, así como también movimientos demasiado bruscos al transportarlos.

    Home